martes, 14 de septiembre de 2010

Él cómo se hizo...

Ribera del Río Duero:


* Explanada a orillas del río Duero.



* Entrada a la tejonera.



Tras haber compartido ideas y haber preguntado a otras personas y haberme pateado y buscado posibles lugares de tejones, he podido llegar a la conclusión en la mayoría de los casos, de la cual me puedo confundir, que los susodichos tienden a buscar zonas de humedad muy elevada, tierras con alto grado de arcillas o tierras blandas. Aunque siempre se pueden salir de los modelos. Vegetación herbácea no muy alta ( dependiendo de las zonas ). 
Este es uno de los lugares de residencia de un tejón de lo que se denomina de  " libro ". Pequeña explanada en la Ribera de un río. Presencia de árboles y vegetación. La entrada a la tejonera muy sobada y boca ancha. Presencia de huellas. 
 Según me comentó un amigo, lo que se puede decir un " tío de campo", para diferenciar una tejonera de una zorrera si no hay claras evidencias de quien es el morador, es que los tejones suelen meter hierba hacia dentro y mantienen los alrededores "algo" limpio ( me fue imposible encontrar una letrina en los alrededores), mientras que los zorros no poseen ese rasgo, son más sucios y en época de crias los alrededores parece una " leonera". Restos de conejos, excrementos a mansalva y el olor tan característico....




Lugar cercano a una pequeña charca:

En contraposición, y cómo ya he dicho, puede que muchos quiebren los modelos. Estos rastros de tejón ( y lo afirmo ya que la huella nos delata de qué especie es el dueño y sobre todo porque pude grabar con la cámara dos de ellos. Ver entrada anterior sobre tejones). Estos rastros se corresponden a un lugar medianamente seco, ya que no existe un río, pero si una pequeña charca. La presencia de arcillas es casi nula, ya que predomina tierra de cultivo, grava y alguna zona de tierra blanda donde dejó plasmado sus huellas. La presencia de letrinas es más acusado ya que se pueden encontrar o ver mejor que en la zona de vegetación herbácea. 
Los resultados tras este seguimiento ya los pudisteis ver entradas antiguas que publiqué sobre Tejón.
Muchas gracias.



* Senda muy marcada entre una pequeña charca un canal de riego.



* Letrina a los alrededores de la charca.




* Huella de Tejón marcando todas las almohadillas y las uñas.


                             

* Colocación de la cámara de fototrampeo.



* Tejón grabado en la charca.


sábado, 11 de septiembre de 2010

La parejita curiosa...









Esta pareja de Collalbas grises las fotografié ya hace un mes y medio en un día nublado en una escombrera a unos 5 kilómetros de casa. Las fotos son en digiscoping. Se mostraron muy confiadas ya que me puede acercar a unos 35 metros de ellas. Tras el frenesí de hacer flexiones con las piernas de arriba hacia abajo y emitir ese silbido tan peculiar desaparecían un par de minutos y traían algún escarabajo en el pico. Ayer me pasé por su territorio y ya no estaban, pero estaba ocupado por un macho de Collalba rubia. Espero que les haya ido bien su viaje a tierras más cálidas.


jueves, 9 de septiembre de 2010

Al rico grillo...












Tarde de digiscoping en un carrizo cercano a casa. A pesar del ruido ensordecedor por parte de los cazadores cercanos al carrizo, este simpático Buitrón me dejó hacerle unas cuántas fotos con su gran presa. Las incansables Tarabillas norteñas ascendiendo y descendiendo cómo si una pequeña rapaz se tratase cazando pequeños mosquitos.


lunes, 6 de septiembre de 2010

Atardeceres...
















Cuándo uno tiende a mirar demasiado al cielo, se puede topar con estampas cómo estas. La cámara compacta ya es parte de uno, cómo si una extensión del cuerpo más se tratase. Ahí os dejo unos cuántos atardeceres sobre tierra de campos y sobre el río que nos baña y nos da tantas alegrías: río Pisuerga.